Formones

La ebanistería es una profesión donde las herramientas juegan un papel primordial en el acabado de las piezas, es el caso del formón que sirve para darle un terminado artístico.

¿Qué es un formón de madera?

Un formón de madera es una herramienta que se utiliza en la ebanistería para tallar la madera. Está compuesto por una hoja de hierro, de entre 4 y 40mm de ancho con una boca formada con un bisel y un mango al otro extremo de unos 20 cm.

El tamaño del ángulo del filo dependerá del tipo de trabajo que se pretenda hacer, para una madera blanda se utiliza uno de menor ángulo y para la dura uno con un ángulo mayor.

¿Para qué sirven los formones de madera?

Los formones para maderas son los que utiliza el ebanista para hacer hendiduras, tajaduras o cortes para eliminar imperfecciones con más precisión o hacer diseños manuales en la madera. Para trabajar con los formones se utiliza la fuerza de las manos y un mazo para golpear la cabeza del formón.

Esta herramienta es muy utilizada por ebanistas artesanos para hacer las tallas en la madera, ya sea de muebles o en otras piezas artísticas, también los carpinteros la utilizan para hacer rebajas con más precisión.

Consejos antes de comprar un formón

En el caso de los formones, es importante que te asesores en cuanto al origen  de la herramienta que piensas comprar para saber si es la que te conviene.

Una de las cosas que debes investigar es el material del que está hecho el formón, con el fin de corroborar su calidad. En este caso, debe coincidir con el tipo de trabajo que pretendemos hacer y la madera que vamos a manejar.

Si eres un ebanista consolidado debes contar con una variedad de formones que te permitan hacer trabajos diversos y de diferentes magnitudes. También es recomendable escoger aquellos que fueron forjados a mano, debido a su alta calidad. Además de estos detalles descritos anteriormente, podemos tomar en cuenta otras consideraciones:

Según su uso y aplicaciones

  • Material del mango.
  • Tamaño del mango
  • Unión entre la hoja y el mango.
  • Forma de la hoja.
  • Dureza de la hoja.

Afiladores de formones 

Muchos carpinteros prefieren afilar ellos mismos sus herramientas, en el caso del formón sólo bastaría una buena guía de afilar y una piedra. Una forma de afilar un formón es creando un bisel a 25°, y usar una lija de grano grueso, se ajusta la guía para afilar en 30° y se realiza un bisel en la punta con un grano más fino.

Formón Stanley 0-16-050

Es un kit de tres piezas que costa de una piedra de afilado, una botella de aceite y una guía de afilado.

Formón Irwin 10507932 IW10507932

Consiste en un kit de tres elementos como la guía de afilado, la piedra y el aceite. Se adapta a cualquier tamaño y marca.

Formón inherited Plano

De fácil uso por la rueda de refuerzo, tiene libre ajuste y es de alta calidad ya que está elaborado en acero inoxidable. Es apto para afilar diferentes herramientas y ahorra energía.

Gubias y formones 

Estas herramientas tienen prácticamente las mismas funciones salvo algunas excepciones. La gubia tiene diferentes diseños en su punta lo que le da más versatilidad, el formón tiene la cabeza plana. El formón es más utilizado por los carpinteros para corregir imperfecciones, por su parte la gubia se usa más en el tallado de madera.

La herramienta indispensable de los artesanos de la madera

En la mayoría de los casos, los ebanistas buscan personalizar sus trabajos y darle acabados más detallados, en este caso el formón juega un papel importante ya que es la herramienta que le va a permitir al carpintero hacer realidad este objetivo.